¿Cómo decide una aseguradora una pérdida total?

Si tu auto se ha visto involucrado en un accidente o se daña accidentalmente y presenta un reclamo, un agente o asesor de seguros para autos inspeccionara el daño. Esto con el fin de poderlo evaluarlo y dar un veredicto.

Este asesor sigue ciertos criterios estrictos, por lo que si lo ve necesario es posible que pueda juzgar su vehículo como una pérdida total o una cancelación. Si el asesor da el veredicto que el daño va más allá de una reparación es por que evalúa que el daño supera la valoración del coche en más de un 50% o más.

Verifica que en tu póliza de seguros para autos precios de agencia de tu vehículo para saber el costo total que tiene, incluida la devaluación de cada año.

¿Qué pasa en pérdida total?

Cuando es el caso de una pérdida total o de cancelación, la aseguradora ofrecerá un pago que debería ser suficiente para reemplazar tu automóvil con uno similar. Estos precios que se dan en los seguros para autos están basados en la devaluación de tu coche, la deducción de la póliza y en que ubicación se encuentra (los precios varían entre estados).

¿Cuáles son las categorías de pérdida total de seguro?

En la actualidad los automóviles a menudo son más difíciles y caros de reparar, esto ocurre más a menudo para autos modernos.

Cuando se sufre una pérdida total de vehículo las aseguradoras la pueden categorizar entre

A: chatarra

B: descanso

S: reparable estructuralmente dañado

N: Reparación no dañada estructuralmente

Las ultimas actualizaciones en categorías dejan en claro que ciertos vehículos no tienen reparo alguno. Esto se denomina así para evitar que algunos mecánicos y reparadores inescrupulosos quieran “reparar” el vehículo para venderlo y así poner en peligro a futuros conductores.

Algunos vehículos aún pueden repararse y volverse a poner en la carretera, siempre que pasen controles estrictos.

La ley federal de protección al consumidor entra en más detalles sobre cómo se juzgan los vehículos y qué debe sucederles:

Categoría A: este vehículo se considera no apto para ser reparado. Debe aplastarse sin que se retire ninguna pieza. Este vehículo se clasificará como residuo

Categoría B: el vehículo se considera no apto para ser reparado. Las piezas utilizables se pueden reciclar. Este vehículo se clasificará como residuo

Categoría S: vehículo reparable que ha sufrido daños en cualquier parte del marco estructural o chasis y el asegurador / propietario ha decidido no reparar el vehículo

Categoría N: Vehículo reparable que no ha sufrido daños en el bastidor estructural o el chasis y el asegurador / propietario ha decidido no reparar el vehículo. Si bien el daño al vehículo se ha señalado como no estructural, todavía puede haber algunos elementos críticos para la seguridad que requieren reemplazo, como las piezas de la dirección y la suspensión.

Sea cual sea el caso, debes tener en cuenta cual es la aseguradora que te da mayor respaldo. Busca siempre en la póliza de seguro para autos los precios que manejan al tener pérdida total.

También te podría interesar: Consejos para comprar un coche usado