Recomendaciones para conducir seguro bajo la lluvia

Las lluvias de verano son comunes, por lo que debes estar preparado para manejar los asfaltos mojados en las calles. Antes de que pase más tiempo, te recomendamos cotizar un seguro de auto. Sigue estas recomendaciones para que conduzcas seguro bajo la lluvia:

No tengas miedo de detener tu vehículo

Si las condiciones climáticas te hacen sentir demasiado incómodo para conducir, simplemente detente en un lugar seguro y espera a que pase la tormenta. No vale la pena correr el riesgo de seguir conduciendo si no puedes ver o estás nervioso por llegar de manera segura a tu destino. ¡Es mejor prevenir que lamentar!

Enciende las luces delanteras

No solo es más seguro encender los faros delanteros cuando conduces bajo la lluvia porque ayuda a otros conductores a verte mejor, sino que también es obligatorio en muchas ciudades. Enciende las luces delanteras cuando estés usando los limpiaparabrisas.

Siempre mantén la distancia

Si tu automóvil tarda más en detenerse por completo cuando las carreteras están mojadas o resbaladizas, asegúrate de dejar espacio adicional entre tu vehículo y el que está delante para poder frenar con seguridad.

Si no ha llovido por un tiempo, ten mucho cuidado

La grasa seca y el aceite de motor que hay en la carretera se arrastran a la superficie cuando comienza a llover, lo que hace que las condiciones de la carretera sean especialmente malas. Esto es aún peor si no ha llovido por un tiempo.

Después de que ha estado lloviendo un poco, esta grasa se desvanece y, de hecho, tienes mejor tracción que cuando empezó a llover.

Trata de conducir en medio

Cuando conduzcas bajo la lluvia, intenta permanecer en medio de la carretera, ya que los charcos tienden a formarse a lo largo de los bordes de la carretera y nunca se puede estar seguro de la profundidad de los mismos.

¡Estos charcos podrían ser grandes baches y dañarían enormemente tu automóvil!

Reemplaza periódicamente los limpiaparabrisas

La mayoría de las personas no piensa en cambiar las escobillas del limpiaparabrisas hasta que quedan atrapadas bajo la lluvia con un parabrisas rayado. La próxima vez que pienses cambiar tus limpiaparabrisas, hazlo en ese momento y no prolongues más. No lleva mucho tiempo y te evitará muchos problemas después.

Mantén la calma

Tu vehículo se hidroplaneará si una capa de agua se interpone entre tus neumáticos y la carretera. Esto hace que pierda tracción y una posible deriva. Si sucede, no entres en pánico ni gires bruscamente el volante. Si entras en pánico y frenas de golpe, corres el riesgo de girar y perder completamente el control del auto.

En lugar de frenar, simplemente suelta el acelerador y mantén el volante recto. De esa manera, cuando tus neumáticos vuelvan a hacer contacto con el pavimento, podrás salir de él con seguridad.

El mantenimiento de tu auto es fundamental

Los buenos neumáticos son importantes cuando conduces bajo la lluvia. Asegúrate de que estén inflados a la presión adecuada para tu vehículo y de que tengan una banda de rodadura óptima. Si la presión de la banda de rodadura o de los neumáticos es demasiado baja, tendrás menos tracción o agarre en la carretera, tanto cuando llueve como cuando no.

Es probable que tengas experiencia conduciendo bajo la lluvia, pero siempre es importante repasar estos conceptos básicos por si acaso.

También te puede interesar esta información: ¿Por qué la cobertura mínima no es una buena oferta?